post

La Resistencia comunista en Francia

Ambigüedad 

La neutralidad del Partido Comunista de Francia (P.C.F.) respecto a los alemanes tenía como origen el pacto firmado en Moscú el 23 de agosto de 1939 pero sin embargo había militantes que soñaban con combatir contra los alemanes, lo hacen en oposición a la política de su partido que había impuesto en 1940 relacionarse con los ocupantes y concentrar toda la virulencia de su propaganda contra el general De Gaulle y otros agentes de las finanzas inglesas además del gobierno de Vichy según el periódico L´humanité del 1 de julio de 1940.

El 17 de septiembre el ejército soviético invadió Polonia y se anexionó los territorios que le fueron concedidos en virtud del protocolo secreto del Pacto. André Malroux, político francés de renombre se opuso a la nueva situación: «¿La revolución a este precio? ¡No!».Sin embargo la dirección de los partidos comunistas lo aceptó en todas partes desde Europa hasta China pasando por los Estados Unidos. El PCF se movió en una situación curiosa, sacó su arsenal de agitación pacifista y denunció el imperialismo franco-británico. Organizó sabotajes en la industria armamentística en las fábricas Farman, las fábricas de pólvora de Sorgues, las fortificaciones de Bouloy, en la casa Renault donde se fabricaban carros de combate, etc, etc. Mientras guardaron un vergonzoso silencio de la invasión soviética de Polonia, la anexión de los tres Estados bálticos y la anexión de la Bucovina y de la Besaravia.

El 26 de septiembre de 1939 el gobierno Daladier prohibió el partido comunista y su prensa. Se emprendieron acciones judiciales contra el mismo y se suprimió la inmunidad parlamentaria de los diputados comunistas. El partido se sumergió en la clandestinidad.

Pacto germano soviético

La escisión

Verse acusados de traición en provecho de la Alemania nazi era algo que muchos no podían soportar. Entre septiembre de 1939 y enero de 1940 22 parlamentarios comunistas de 74 rompieron con el partido, personas honradas y de gran justicia moral como el escritor Paul Nizan fueron vilipendiados por el PCF, murió durante los combates en Dunkerke .

Al producirse la entrada de la Wehrmacht en Paris, la dirección del partido comunista solicitó autorización de los ocupantes para hacer reaparecer L´Humanité, los alemanes dieron su conformidad pero el gobierno de Vichy hizo fracasar el proyecto. La dirección del PCF tenía la esperanza de tomar el poder en Paris gracias a la Wehrmacht, la aliada de la Unión Soviética. La consigna oficial era «Maurice Thorez al poder.»

Aplicando la línea política definida por el Kremlin en el marco del Pacto germano-soviético, se condenaba toda actividad de resistencia contra los alemanes, los militantes que desobedecieron esta orden fueron llamados al orden brutalmente. Augusto Havez reunió armas al sur de Nantes para aprovisionar al ejército francés en retirada.  José Pastor, miembro del partido de 1930 organiza la acción clandestina en Marsella y funda el periódico «Rouge Midi»En octubre de 1940, la dirección clandestina del partido decide la creación de la Organización Especial (O.S.), la Resistencia comunista en Francia había comenzado.da actividad de resistencia contra los alemanes. Los militantes que desobedecieron esta orden fueron llamados al orden brutalmente.

Organización Especial.

La Organización Especial se componía de grupos armados y estaba bajo el control de antiguos combatientes de las Brigadas Internacionales y miembros que procedían de las Juventudes Comunistas.

Lo primero que tenían que hacer la O.S. era conseguir armas y las iban a conseguir de la red de alcantarillado parisino. Tras los edictos alemanes en los que se ordenaba la entrega de armas, muchos franceses se deshacían de pistolas y revólveres, que para evitarse preguntas indiscretas en las comisarías de policía las arrojaban por las alcantarillas. Otro de los métodos de aprovisionamiento de armas era el armamento abandonado por el ejército francés en los bosques, la mayoría de este armamento abandonado consistía en fusiles Lebel 1887.

 El 22 de julio de 1941 Alemania ataca a la URSS, once días después del inicio de la Operación Barbarroja, Stalin habló por radio y dicta las normas a seguir:»Con la guerra que nos han impuesto, nuestro país ha empezado una lucha a muerte contra su más y grande y peligroso enemigo, el fascismo alemán…En las regiones ocupadas por el enemigo, deben formarse secciones de partisanos. La guerrilla tiene que abarcarlo todo. Debe proceder a la destrucción de puentes y carreteras, del material, telefónico y telegráfico, depósitos y trenes de munición. El enemigo y sus agentes tienen que ser perseguidos paso a paso y después aniquilarlos.»

Además de la Unión Soviética, esta consigna fue transmitida a todos los partidos comunistas de los territorios ocupados por el Eje. En Francia el P.C.F oficial se encontraba en falso, obedeciendo las órdenes y la línea impuesta por la Internacional hasta el 22 de julio de 1941, se había orientado hacia la acción política, perdiendo a muchos de sus cuadros y militantes que no aprobaban ese tipo de conducta con el invasor. Solamente la O.S. y otros grupos practicaban una verdadera resistencia clandestina, de hecho a la resistencia francesa en general se le otorga un aura de romanticismo, de lucha épica de David contra Goliath más debido a la industria cinematográfica que a otra cosa, la verdad es que la resistencia francesa en sus inicios estaba llena de contradicciones, dándose el caso por ejemplo de miembros del ejército del armisticio que hizo acopio de armamento prohibido para combatir al invasor, se alistaron a la L.V.F para luchar contra el comunismo y creó servicios de espionaje para capturar comunistas, agentes del Eje en Vichy e incluso asombrosamente entregaban a los alemanes agentes británicos capturados, teniendo en cuenta que Gran Bretaña era la única aliada de Francia resulta poco menos que increíble que al final se pusieran de acuerdo en crear una Resistencia conjunta.

 La O.S. disponía en Paris de una treintena de miembros y en las provincias disponía de una decena de secciones más o menos disidentes. La dirección militar fue confiada al comandante Jules Dumont, antiguo oficial de carrera y que había servido en la Guerra Civil Española con el mando del batallón «Commune de Paris» de las Brigadas Internacionales, su primera labor fue la creación de un laboratorio clandestino para la fabricación de explosivos bajo la supervisión de la hija del escritor Jean-Richard Bloch, France Bloch Sarrazin, Lucién Carré comandante de artillería de las Brigadas Internacionales y Pierre Rebiere miembro del Comité Central del Partido Comunista clandestino , la dirección del partido comunista clandestino estaba formada por tres hombres: Jaques Duclos, Benoit Frachon y Charles Tillon.

A falta de no poder nutrir la O.S. con sus veteranos, muchos de ellos desaparecidos, arrestados o fusilados gracias a la colaboración inicial del P.C.F con los alemanes, se decidió reclutarlos entre los miembros de la Juventud Comunista.

 El 2 de agosto de 1941, George Ouzoulias fue citado por Danielle Casanova que era el principal responsable de Juventudes Comunistas, se le comunicó que se haría cargo de la instrucción de los grupos de combate. Se les llamaría Batallones de la Juventud y tendría como adjunto a un excelente especialista en combate clandestino, Pierre Georges, alias «Fredo», futuro coronel Fabien.
Coronel Fabien

Cuando la reunión del 2 de agosto, coronel Fabien, tenía 22 años a los 17 era miembro de la Dirección Nacional de las Juventudes Comunistas y combatió en España con las Brigadas Internacionales con heroísmo y valor según cuenta su hoja de servicios. Al declararse la guerra era responsable de la Juventudes Comunistas de la región parisina, detenido en noviembre de 1939 por propaganda clandestina, se fugó en junio del siguiente año cuando era trasladado en tren, a pesar de estar esposado consiguió estrangular al guardia que lo custodiaba.

Ouzoulias y Fredo se pusieron a trabajar y seleccionaron a unos 20 miembros de las Juventudes Comunistas y de los cuales aún se conservan los nombres de algunos de los primeros miembros.

-Maurice Le Berre, Gilbert Brustlein, Fernand Zalkinov, Tony Bloncourt, Asher Semhaya, Mado Capievic, André Kirschen, Pierre Touret e Ivon y Jaques de Andurain ambos hermanos.

La primera acción del grupo fue una atentado con cocteles Molotov que realizaron Ivon, Jaques de Andurain y Maurice Le Berre contra una fábrica de Vitry que elaboraba aislante para los submarinos, el resultado no es que fuera muy satisfactorio puesto que cuando eran perseguidos las armas se encasquillaron solamente Jaques consiguió abrir fuego alcanzando a uno de sus perseguidores.

Los primeros miembros del grupo de Fabien tenían reticencias a la hora de matar a un desconocido a sangre fría, aunque este desconocido fuera un invasor existían las normales dudas y temores ante una acción de este tipo. Según palabras textuales de Gilbert Brustlein «una cosa era provocar descarrilamientos o poner una bomba pero atacar a un nazi en pleno Paris, con viejas armas que se encasquillaban cada dos por tres, no resultaba cómodo.»

Hasta que llegó el 21 de agosto de 1941 fecha en la que marcó la entrada efectiva de la O.S. y tras ellos los comunistas en la resistencia, hasta entonces habían estado preparándose, aprovisionándose de armas y explosivos, Fabien inauguró un nuevo método de guerra en la que todos los golpes estaban permitidos.

La O.S. en acción

20 de agosto de 1941, once de la mañana, el coronel Fabien se trasladó a la estación de Barbés para hacer un reconocimiento del lugar. El lugar no había sido elegido por azar. A esa hora de la mañana apenas hay viajeros y oficiales alemanes que procedían del cercano hotel Carlton lo utilizaban frecuentemente. La estación tiene forma de arco de círculo. Desde su sitio, el jefe de estación no puede ver el vagón de primera y frente a este vagón estaba la salida con una escalera de 22 peldaños, una puerta se accedía al hall, seis escalones más, una puerta y una escalera de 21 peldaños más separaban el Boulevard Rochechouart del arcén de Barbés.

21 de agosto de 1941, ocho de la mañana en punto, Fabien junto con tres de sus hombres, Brustlein, Zalkinov y un tal Gueusquin llegan a la estación, Fabien situa a Zalkinov y Gueusquin en los dos extremos del andén y Brustlein cubrirá a Fabien durante el ataque, ocho de la mañana y cinco minutos, en el arcén de Barbés dirección Porte d´Orleans, un joven oficial de la Kriegsmarine estaba esperando el metro. Se llamaba Alfonso Moser, había sido empleado de la Caja de Ahorros de Baden-Baden, padre de dos hijas y algo antimilitarista, había sido movilizado en 1939 y destinado en Intendencia en los almacenes de la Kriegsmarine en Paris hace tres semanas. El convoy entró en la estación, el vagón de primera clase disminuyó su velocidad y se detuvo delante de Moser, dos disparos sonaron a su espalda y cayó muerto, rápidamente Fabien y sus compañeros huyen. Este ataque sufrió la condena unánime de muchos resistentes e incluso lo desaprobó el general De Gaulle, no se puede juzgar este acto en el plano moral o desde la ética militar europea, desde esos puntos de vista asesinar a un hombre por la espalda y desarmado resulta vergonzoso, aunque a muchos se les llenaba la boca de patriotismo, valor militar y moral este tipo de acciones estaban plenamente justificadas , no es que se tratara de un padre de dos hijas, ex-empleado de una Caja de Ahorros, desarmado y que vestía un uniforme militar, simplemente se trataba del invasor.

3 de septiembre de 1941, París, Asher Semhaya dispara dos veces contra un suboficial alemán al que hirió de gravedad. Protegido por otros dos hombres Semhaya huyó con facilidad.

6 de septiembre de 1941, André Kirschen abatió a tiros al teniente Hauffmann.

8 de septiembre de 1941, Boulevard Strasbourg en París , Semhaya mata a un oficial alemán.

10 de septiembre de 1941, Kirschen mata a un suboficial de la Kriegsmarine. En el mismo día la O.S. acaba con la vida de dos oficiales alemanes más.

Ante estos ataques en un período tan corto de tiempo, el general von Stulpnagel mandó colocar un cartel rojo en el que se anunciaba que diez rehenes habían sido fusilados, las represalias habían llegado. El mismo día otro oficial alemán fue abatido lo que provocó la ejecución de doce rehenes. Se exigió al gobierno de Vichy que procediera a la ejecución de seis de estos rehenes, el objetivo principal había sido cumplido, comprometer al gobierno de Petain en las represalias del ocupante.

Cartel Rojo

Los Batallones de la Juventud fueron llamados «Grupos Ardientes», formados por tres o cuatro hombres, surgían en un pueblo, actuaban y desaparecían. El 15 de octubre , se asignaron a como objetivos a tres de estos Grupos a Burdeos, Rouen y Nantes, tenían que provocar el descarrilamiento de un tren de tropas, eliminar oficiales alemanes y regresar, este tipo de hostigamiento tenía como finalidad mantener en Francia un gran número de tropas que no estarían disponibles para el frente del Este.

En febrero de 1942, la jefatura clandestina del partido comunista decidió aumentar sus grupos de combate. La O.S. cambió de nombre para dar vida a las F.T.P. (Francotiradores y Partisanos) a los que se les unió el M.O.I., siendo luego conocidos como F.T.P.-M.O.I.

Main de Oeuvre Inmigrée.M.O.I.

El M.O.I. que los alemanes traducirían erróneamente como «Movimiento Obrero Internacionalista» lo que resulta elocuente pero inexacto ya que su traducción exacta es «Mano de Obra Inmigrada», fue creado por el Komintern en la época de entreguerras con la finalidad de proporcionar una estructura de acogida, encuadramiento y lucha de los inmigrantes, trabajadores o refugiados políticos llegados a Francia. Arthur London era el responsable de esta organización y gozaba de la absoluta confianza del Komintern. El M.O.I. es también una de las pocas organizaciones de resistencia judía que combatió contra el régimen de terror nazi.

Muchos de los refugiados políticos eran miembros del partido Comunista de su país de origen y se vieron obligados a huir tras el fracaso de diferentes tentativas de insurrección organizadas en toda Europa en los años 20 y tras la llegada al poder de gobiernos autoritarios.

Esta masa de refugiados suministró los contingentes de las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil Española. Algunos ya estaban curados de comunismo pero otros vinieron más endurecidos y con una irreemplazable experiencia militar. Estos refugiados fueron los que formaron en toda Europa los mandos de las unidades partisanas comunistas de la Segunda Guerra Mundial.

En 1939, al declararse la guerra había en Francia unos tres millones de inmigrantes, de los cuales 800.000 eran italianos, 400.000 polacos entre los cuales el 30% eran judíos, 300.000 procedentes de los Balcanes, 50.000 rusos y 80.000 armenios entre otros.

La M.O.I. reclutó a los inmigrantes a través de los llamados «grupos linguisticos» constituidos por inmigrantes comunistas. Cada uno de estos grupos contaba con periódicos, el grupo de lengua yiddish, es decir los judíos tenían un diario llamado «Prensa Nueva».

A raíz de la prohibición del Partido Comunista por el gobierno de Daladier, estos grupos linguisticos pasaron a la clandestinidad con una eficacia y una facilidad mayor que la de sus compañeros franceses. En 1940, la única fuerza organizada de la M.O.I. y que combatió a los nazis con pacto germano-soviético o sin él, era la red «Solidarité», de hecho era una red compuesta por comunistas judíos y la Alemania nazi era enemiga declarada de todos los judíos, «Solidarité» fue la única red de resistencia sin ambigüedades o contradicciones.

«Solidarité» se preparó para luchar con toda la violencia, método y valor de lo que eran capaces, valor les hacía falta en un período en el que sus enemigos triunfaban y que sus compañeros les abandonaban por el hecho de ser judíos, empezaron por publicar periódicos clandestinos como «Prensa Nueva» o «Nuestra Voz».

Con la multiplicación de los atentados, se formó un nuevo mando de la M.O.I. Constituyeron el comité central: Bruno Lerman, J.Kaminski, L.Gronowski, G.Vasiliki, E.Kowalski y Arthur London, la zona sur de Francia era controlada por Albert Youdine, Jaques Ravine y Mina Puterflam. En la zona norte, Teresa Tenenbaum y Herman Grynberg.

La participación de los mandos judíos era particularmente importante en la dirección de las secciones militares de la M.O.I. y más la F.T.P., en la zona norte en los puestos de responsabilidad militar estaban: Lisner, Wajsberg ,Yaroch y Gerhardt Yeruchin. En la zona sur: coronel Albert Kruger, Román Krakus, Victor Mentzel, Robert Wakepress, Maurice Grandowitz, Boris Serban entre otros héroes de la Resistencia.

Arthur London, en 1940 tenía 23 años y tenía una carrera muy completa como agente de la Internacional. Miembro de las Juventudes Comunistas a los quince años, fue elegido por la Dirección del Partido checoslovaco para seguir un curso de mandos en Moscú. Agregado a pesar de su juventud al Estado Mayor de las Brigadas Internacionales al lado de André Marty, allí conoció a Henry Tanguy, más tarde coronel Rol en las F.T.P.

Desde junio de 1940, London, preparó documentación falsa a todos los ciudadanos extranjeros en Francia, checos, polacos, españoles, etc, etc.

Gracias a la M.O.I. cualquier extranjero que se hubiera refugiado en Francia y quisiera continuar la lucha contra los nazis, se desenvolvería perfectamente gracias a la sección de documentación falsa del M.O.I. dirigida por Erna Kockbart, existía un universo subterráneo de organizaciones que ni la policía francesa, ni los servicios de seguridad alemanes consiguieron desvelar completamente, entre ellas había organizaciones comunistas, no comunistas, católicas y numerosas organizaciones judías que hacían frente al peligro común, tal cooperación en provecho de los comunistas se concretaría en 1943 con la creación de la Unión de los Judíos para la Resistencia y la Ayuda Mutua.

Los fondos necesarios para la lucha clandestina que conseguía la M.O.I. procedían de la Y.M.C.A., dirigida por Lowry en los Estados Unidos por medio de la gestión de ayuda checoslovaca de Marsella, London también consiguió fondos de otra asociación humanitaria norteamericana, la United Service Committee, dirigida por Noel Field y que ayudaba a otras organizaciones judías. Aunque la principal fuente de financiación de aquellas organizaciones clandestinas procedía de la American Joint Distribution Committee, cuya sede durante la guerra estaba en Lisboa, con una ramificación en Ginebra. En Francia, el Joint estaba dirigido por Dika Jefroykin y Maurice Brener, cuya contabilidad se realizaba en Barcelona. En Suiza existía otro Joint dirigido por Saly Mayer.

Otra fuente de financiación procedía del Vaad Hatzalah, fondo palestino de salvación cuyo centro funcionaba en Estambul y transfería los fondos a través de Suiza y España.

Y no se puede olvidar de mencionar a la «Orquesta Roja», organizada por Leopold Trepper, Trepper organizó su dispositivo de financiación bajo la cobertura de las sociedades «Simex» en París, Simexco en Bruselas y filiales en Marsella, Roma, Oslo, Estocolmo, Praga y Bucarest. Tras la unión con las F.T.P. el M.O.I. siguió actuando como uno de los primeros y principales grupos de resistencia que independientemente de su ideología política, no se dejó llevar por hipócritas alianzas políticas, ansias de poder y acogieron en sus filas a la verdadera Resistencia que hizo frente al invasor desde el principio.

F.T.P-M.O.I.

Cuando la O.S. cambió de nombre para llamarse F.T.P. (Francotiradores y Partisanos) el mando lo asumió un Comité Militar Nacional formado a partir del otoño de 1941 por Charles Tillón al frente y secundado por tres comisarios nacionales: Eugéne Henaff (comisario político), Albert Ouzoulias (comisario militar) y Georges Beyer (comisario técnico).Este mando estuvo hasta la Liberación.

En febrero de 1942, el Comité Militar Nacional llamó a Marcel Prenant que poseía experiencia de estado mayor, su tarea fue asegurar la formación de los mandos de las F.T.P. El primer manual de instrucción redactado por él fue un folleto de pequeño formato, disimulado bajo una cubierta que llevaba el título de «Manual del Legionario», figurando como editor el L.V.F.(Legión de Voluntarios Franceses) como tapadera, el folleto dedicado a las técnicas de sabotaje empezaba con el elocuente título de: «Lo que es preciso saber de la Defensa pasiva.»

Los combatientes de la M.O.I. formaron con los antiguos miembros de la O.S. los primeros efectivos de los F.T.P., el Partido dio su conformidad para constituir unidades F.T.P-M.O.I.

Un primer batallón F.T.P-M.O.I se formó en marzo de 1942 en París, bajo la dirección de Lisner que comandaba grupos combatientes del M.O.I en la zona norte. Aquel batallón comprendía cinco unidades compuestas por italianos, rumanos, húngaros, armenios y judíos. Aunque en las unidades rumana y húngara gran número de partisanos eran judíos, en la región de Paris operaban también dos grupos, uno polaco y otro español.

El mando regional F.T.P-M.O.I, compuesto por combatientes experimentados procedentes de las Brigadas Internacionales, estaba en estrecho contacto con la dirección parisina F.T.P. que la comandaba un veterano oficial de las Brigadas, Joseph Epstein (coronel Gilles), Gilles fue ejecutado el 11 de abril de 1944, él junto al coronel Fabien fueron los más importantes dirigentes del movimiento partisano francés.

Los grupos F.T.P-M.O.I. estaban formados frecuentemente por hombres muy jóvenes, casi adolescentes que sobrepasaban por su audacia y combatividad a los más veteranos, menos inclinados a las acciones de gran riesgo. Eran reclutados en gran parte por la «Unión de la Juventud Judía» (U.J.J.). Estos partisanos eran por lo general fijos, disponibles tanto de día como de noche y recibía un salario mensual de 1.800 francos que a lo largo de la guerra aumentó hasta los 2.300 francos. Fueron los autores de la mayor parte de los ataques organizados en la región parisina.

En la zona sur, la acción de los F.T.P no comenzó hasta después de la entrada de tropas alemanas pero como sucedió en París los grupos judíos de los F.T.P. fueron los primeros en constituirse y entrar en acción.

Estaban divididos en cuatro unidades: la «Carmagnole» llamada más tarde «Carmagnole-Fried» situada en Lyon, «Liberté» situada en Grenoble, «Marcel-Korzec» en Marsella y la «35ª Brigada» que llevó más tarde el nombre de su fundador, Mandl Langer, operaban en Toulouse y los departamentos del sureste.

«Carmagnole» reclutaba a sus miembros entre los jóvenes de la U.J.J. y funcionaba como escuela de mandos.

Los primeros organizadores de estos grupos eran casi siempre antiguos combatientes de las Brigadas Internacionales, en Lyon , Román Krakus, en Marsella Boris Stcherbak y en Toulouse Mandl Langer.

Cronología de ataques en verano de 1942

-6 de agosto:Ataque con granadas a soldados de la Luftwaffe que hacían gimnasia en el estadio Jean-Bouin.Dos muertos y varios heridos.

-7 de agosto: Sabotaje contra un ferrocarril de transporte alemán en Melun.

-9 de agosto: El grupo italiano incendia un depósito alemán en Sartrouville.

-11 de agosto: Lisner coloca una bomba en un hotel alemán en la avenida Jena apoyado por los combatientes Simon y Grudedlik.

-28 de agosto: En Villepinte, los dos centinelas del cuartel Tirpitz son abatidos por disparos de pistola.

-1 de septiembre: El grupo partisano de Valmy compuesto por judíos ataca con granadas a una sección alemana en la calle Crimea. El mismo día Geduldki ataca con granadas una oficina alemana en la estación de Lyon.

Hay muchas más acciones pero no hay que tomarlas al pie de la letra al no estar contrastadas por otras fuentes. Los alemanes no acostumbraban a publicar el balance de victorias de la Resistencia y muchas veces el partisano que lanzaba una granada no tenía tiempo para comprobar sus efectos, sirva de ejemplo la presunta ejecución del general Schaumburg, comandante del Gran París, el 28 de julio de 1943. Schaumburg no se encontraba en París por esas fechas y quien sufrió el ataque fue el ayudante del general.

Etrangers-dans-la-Resistance-hommage-aux-FTP-MOI

F.T.P-M.O.I. en acción. La defensa escalonada

 Prácticamente jamás había pérdidas en los ataques de la Resistencia independientemente de su afiliación política. Colocar una bomba de relojería disimulada en un paquete cualquiera no representaba apenas peligro o lanzar una granada contra unas oficinas o vehículo, esto no quiere decir por otra parte que tales acciones puedan ejecutarse sin una buena dosis de valor o audacia, estamos hablando de objetivos militares, ya que los autores no se hacían ninguna ilusión en el caso de que los capturaran. las ventajas estaban de su parte por lo que las acciones se calculaban sin el menor riesgo. Una técnica bien calculada de defensa escalonada limitaba la respuesta armada.

El ataque a un destacamento alemán el 14 de julio de 1943, en la avenida Grand Armée, da una idea de la técnica.la acción se había preparado minuciosamente. Se movilizaron 15 partisanos y tres de ellos esperaron en la avenida, en el vértice de tres calles que parten en abanico (C/Acacias, Brunel y Villaret de Joyeus).Cada uno de ellos lleva una pistola y una granada defensiva. En las tres calles citadas se colocaron cuatro hombres armados con pistolas a cincuenta metros uno del otro, y que simulaban estar mirando escaparates.

Cuando el destacamento pasaba por la avenida se lanzaron las granadas y los tres hombres corrieron por la calle asignada perseguidos por soldados alemanes, policía y colaboracionistas. Llegado a la altura del primer hombre este hace fuego y el que huye también, dos armas, en el escalón siguiente, tres armas y así sucesivamente la potencia de fuego aumentaba. Los perseguidores tuvieron que detenerse y ponerse a cubierto al tener que hacer frente esta nueva amenaza. Los quince partisanos desaparecieron sin dificultad.

Pese a todo, los partisanos sufrieron graves pérdidas pero siempre por razón de método policial y como consecuencia de investigaciones e infiltraciones, nunca en el curso de las operaciones. Todos los días eran abatidos alemanes en las calles de París, los pueblos y demás ciudades de Francia y el 90% de los casos por la Resistencia comunista, progresivamente y a medida que se acercaba la Liberación, Gran Bretaña fue disminuyendo el abastecimiento de armas y explosivos, ambigüedades de la guerra empezaba a ser demasiado molestos para la nueva era que se acercaba, la Resistencia comunista en Francia empezó con ambigüedades y su final fue también por ambigüedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.