post

Proyectos de bombardeo de largo alcance del Eje

Durante la II Guerra Mundial, los estrategas del Eje consideraban el éxito propagandístico de un bombardeo a Estados Unidos podía compensar el esfuerzo de cara a la opinión pública del momento y atraerse para su causa a países neutrales. En consecuencia, en un derroche de imaginación técnica y tecnológica, los alemanes, los italianos y los japoneses elaboraron sus propios proyectos.

Proyectos alemanes 

Messerschmitt 264, de todos los proyectos de bombarderos intercontinentales, éste era el más avanzado con prototipos ya construidos y en vuelo.

La versión definitiva estaría dotada de cuatro motores hélice y dos turborreactores, con autonomía de 15.000 Kms y gran capacidad armamentística que incluía cazas de defensa Me-328 y Fi-103.

Longitud: 21 metros.

Envergadura: 43 metros

Capacidad: 2000 Kgs de bombas.

me264_1

Junkers 390, basado en un diseño ya existente, el Ju-290 de reconocimiento marítimo y bombardero de gran autonomía, al que añadieron dos motores y aumentaron su envergadura en ocho metros y medio. Con la nueva capacidad de combustible, se esperaba una autonomía de unos 12.000 Kms. Se construyó un prototipo pero el resultado no fue nunca el esperado, realizó un vuelo transcontinental, quedándose a 20 Kms de la costa norteamericana.

Longitud: 34 metros.

Envergadura: 50 metros.

Capacidad: 2.000 Kgs de bombas.

Ju_390_3

Focke-Wulf Ta-400, era un desarrollo del modelo Ta-300 con mayor tamaño y peso, dotado de cuatro motores de hélice y dos turbohélices, torretas defensivas automáticas y gran capacidad de carga. No pasó de la etapa de diseño.

Longitud: 28,5 metros.

Envergadura: 42 metros.

Capacidad: 10.000 Kgs de bombas.

ta400 2

Horten H-VIII, de diseño futurista y del tipo «ala volante» dotado de seis turborreactores, cañones dirigidos por control remoto y 900 Km/h de velocidad punta, cuando terminó la guerra aun estaba en la etapa de estudio.

Longitud: 19 metros.

Envergadura: 48 metros

Armamento: 4.000 Kgs de bombas.

horten_ho-8

Tras los proyectos de bombarderos, se encontraba la «niña bonita» del Fuhrer, los cohetes.

Se pensó en el lanzamiento de V-1 y V-2 desde los submarinos tipo XXI.

La V-1 iría sobre la cubierta, en un contenedor hermético y se lanzaría mediante una catapulta de vapor. La V-2 se transportaba mediante contenedores que sería remolcados, el tipo XXI podía llevar hasta tres, de forma hidrodinámica y estabilizados por aletas. Para el disparo se inundaba parcialmente quedando en posición vertical, tras el lanzamiento se guiaba la V-2 por radio hasta el rumbo correcto.

rocket_container

La V-2 como primer misil balístico de la historia es uno de los proyectos más conocidos, así que solo mencionaremos su versión mejorada, el A-9.

El A-9 era elevado mediante un cohete acelerador llamado A-10, el conjunto de 26 metros y 100 toneladas alcanzaba la velocidad supersónica a 300 Kms de altura, su carga útil era de 1.000 Kgs de explosivos y un alcance de 6000 Kms.

A9_A10_(3D-cutoff)

Proyecto italiano 

El Savoia-Marchetti SM-82, este trimotor de carga sirvió de base al proyecto italiano, que consistía en un viaje de ida. Tras el bombardeo, el Savoia debía de aterrizar en una zona desierta, la tripulación vestida de civil, trataría de alcanzar la frontera de México utilizando unas bicicletas transportadas en el avión.

Longitud: 23 metros.

Envergadura: 30 metros

Capacidad: 2.000 Kgs de bombas.

Savoia marchetti

Proyectos japoneses 

De los proyectos de bombardeo de largo alcance del Eje, solo Japón consiguió un relativo éxito, puesto que de la alianza del Eje , sólo los proyectos japoneses consiguieron bombardear territorio estadounidense continental.

Aviación embarcada en submarinos:  Yokosuka E-14-Y»Glen» era un hidroavión de reconocimiento, dotado de un motor de 340 CV y una velocidad de 246 Km/h, iba armado con una ametralladora de 7,7 mm y dos bombas de 30 y 75 Kgs.

Uno de estos hidroaviones, embarcado a bordo del submarino I-25, lanzó dos bombas incendiarias sobre la zona forestal de Oregón en septiembre de 1942, originando un aparatoso incendio que ocasionó algunas víctimas civiles, siendo este el único avión que bombardeo territorio continental americano.

E14Y-submarine-launch

El otro proyecto japonés de bombardeo consistía en globos incendiarios, en 1932 en el observatorio de Takao en la isla de Formosa, el profesor Nakayama descubrió una corriente de aire a gran altura que iba desde el Japón a la costa oeste de Canadá y los Estados Unidos y la llamó jet-stream.

Diez años más tarde, en 1942 , el doctor Fujiwara, que buscaba algún modo de bombardear a los americanos en su propio territorio continental, propuso utilizar el jet-stream como medio para bombardear con globos incendiarios.

Tras observar la fuerza del jet-stream y las condiciones climáticas del suelo norteamericano en las distintas estaciones, se elaboró el siguiente informe:

«Durante el verano, en el período en el que la jet-stream es más débil, un globo necesitaría entre siete y diez días para atravesar el Pacifico. El porcentaje de los que alcanzarían su objetivo, no sería superior al 20% de los globos lanzados.»

«Durante el invierno la travesía no duraría más de dos o tres días y podría calcularse un índice de efectividad del 60 o 70%. La dificultad estaría en que la nieve impediría la propagación de los incendios.»

El Ejército y la Marina estaban interesados en el proyecto, y en noviembre de 1943 se efectuó un primer ensayo partiendo de Osawara, pero no se pudo saber el resultado.

Unos meses después, en abril de 1944, se intentó una segunda prueba, para verificar su eficacia un avión siguió parte del recorrido, los resultados fueron declarados satisfactorios y comenzó la construcción masiva de globos incendiarios.

El Ejército fabricó un modelo «A» y la Marina un modelo «B», en realidad eran iguales salvo que había cambios en la forma de fabricarlos.

El Ejército dio al proyecto mucha más importancia que la Marina, hasta el final de la guerra se lanzaron más de 9.000 globos del modelo «A» por tan solo 300 del modelo «B».

Los globos tenían un diámetro de 10 metros y un volumen de 6.000 metros cúbicos, volaban a 10.000 metros de altura con una velocidad máxima de 32 Km/h. Transportaban un dispositivo que permitía hacer estallar automáticamente una bomba incendiaria.

japballoonbomb

Cuando comenzaron a producirse algunos incendios misteriosos en la región del Oeste, el F.B.I. y los servicios de inteligencia norteamericanos decidieron mantenerlo en secreto. Comprendieron que los japoneses dependían de saber los resultados y de la importancia y difusión que dieran a la noticia. Este silencio sobre los globos incendiarios, propició que el proyecto decayera considerablemente. Uno de los promotores del proyecto declaró al final de la guerra:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.