post

El Raid del Bistec

Uno de los personajes desconocidos por el gran público de la Guerra de Secesión es Wade Hampton III. Como su nombre indica era el tercero de una distinguida familia surcarolina de tradición militar. Su abuelo fue un reconocido Coronel de caballería en la Guerra de Independencia, en la Guerra de 1812 era Brigadier General; y su padre se distinguió en la misma durante la Batalla de New Orleans. Con estos antecedentes Wade de coraje se puede llegar a creer la leyenda de que Wade III iba a la caza de osos armado sólo con un cuchillo. Otra cosa es que sea cierto que así cazó 80 de esos animales.

Wade Hamptom III

Wade Hamptom III

Gracias al negocio de especular en tierras Wade III heredó una de las grandes fortunas del Sur y para 1861, momento de la Secesión, tenía múltiples propiedades y más de 3.000 esclavos. Cuando Carolina del Sur declaró la secesión, Wade recibió el rango de Coronel a pesar de no tener ninguna instrucción militar, había estudiado Derecho, pero creó la Hampton Legion, compuesta de 6 compañías de infantería, 4 de caballería y una batería de artillería. Financiada por él, lógico que fuese su Coronel.

Participó en las principales batallas del Este lo que le valió sucesivos ascensos y heridas. Para 1864 su jefe inmediato y caballero por excelencia del Sur, JEB Stuart, es muerto en la Batalla de Yellow Tavern, lo que le encumbra al mando de la caballería del ejército de Robert Lee. El reto era difícil pero demostró su valía en la Batalla de Trevilian Station cuando derrotó a la caballería unionista de Philiph Sheridan y mantuvo su invencibilidad el resto de la guerra.

Pero ya era 1864 y el antes imparable ejército del Norte de Virginia se encontraba a la defensiva acosado por los unionistas en torno a Petersburg. El invierno estaba a las puertas y la presencia de dos ejércitos en la zona más las dificultades para hacer llegar a la zona provisiones había colocado al ejército confederado en una situación prácticamente de hambruna desesperada. Un informe del General Robert E. Lee el 22 de agosto de 1864, declaró que maíz para alimentar a los soldados del sur estaba agotado.

El 05 de septiembre de 1864, El sargento George D. Shadburne de la Jeff Davis Legión presentó un informe minucioso de las posiciones de la Unión al este de Petersburg hasta Coggin’s Point en el río James. Además de marcar las posiciones y las fuerzas unionistas en la zona, Shadburne también mencionó que en Coggin’s Point había un corral con 3.000 cabezas de ganado destinado al ejército de Grant. Estas “raciones andantes” estaban guardadas por sólo 250 hombres del 1 º de caballería D.C. junto con un destacamento de unos 150 hombres de la 13º de Pennsylvania y 30 civiles desarmados. En la retaguardia unionista sólo andaban algunos piquetes de la división de caballería del Brigadier August Kautz.

El General Robert E. Lee había pedido a Hampton que estudiase la oportunidad de atacar la retaguardia del enemigo si se encontraba vulnerable y Hampton vio esto como una oportunidad perfecta para hostigar a los yankees como para proporcionar alimentos muy necesarios para las tropas. Cuando Hampton informó a Lee de su plan, Lee dio su aprobación, pero expresó su preocupación: «la única dificultad que veo a su proyecto es la importancia de su regreso».

El plan para «realizar el raid» llevaría a la caballería de Hampton casi totalmente a la retaguardia de la Unión –estratagema favorita de su último comandante, J.E.B. Stuart. Reunió una fuerza de unos 3.000 efectivos, formada por la división de W.H.F. «Rooney» Lee, las brigadas de Thomas Rosser y James Dearing, y alrededor de cien hombres escogidos de Pierce Young y John Dunovant y, según algunas fuentes, «conocidos ladrones de ganado de Texas». También al parecer trajo perros pastor para ayudar a arrear ganado.

En la mañana del 14 de Septiembre, la fuerza de Hampton inició su marcha hacia el sur por la carretera Boydton Plank (Ver mapa). Llegaron a Stoney Creek, girando al sureste hacia el puente de Wilkinson en Rowanty Creek donde pasaron la noche. Al alba marcharon a buen ritmo hacia al puente de Cooke en Blackwater.

El puente de Cooke había sido destruido por los yankees, razón por la cual fue escogido por Hampton. Había pensado que los federales no esperarían que usara esa ruta. Mientras se reparaba el puente, los soldados y caballos de Hampton descansaron. Después de la medianoche, se dirigieron hacia el norte el objetivo era Coggin’s Point. Y cuando estaban a 10 millas de su objetivo y sin ser detectados, Hampton dividió sus fuerzas en tres partes.

Como escribió más tarde, “escogí la iglesia de Sycamore como el punto de ataque, al ser lo más céntrico, la más cercana al ganado y donde estaba acampada la principal fuerza enemiga. Dispersándolos allí les sería imposible concentrarse con tiempo suficiente para interferirnos”. Rooney Lee dirigiría la izquierda, como protección a las tropas que pudiesen salir de Petersburg; la Brigada de Dearing iría a la derecha y atacaría el campamento yankee; Rosser sería el encargado al centro de Coggin’s Point y capturar la manada de vacas.

A las 5 de la mañana del 16 de septiembre, el General Rosser lanzó un ataque que tomó totalmente desprevenidos a los yankees del 1º del Distrito Columbia, capturando a 300 hombres, incluyendo a la mayoría de oficiales. Otra agradable sorpresa fue comprobar que estaban armados con rifles de repetición Henry, los cuales fueron rápidamente puestos al servicio de la Confederación. El 13º de Pensylvania presentó algo de resistencia, pero para las 8 de la mañana Hampton ya estaba en marcha. Rosser abría la columna por el camino de Jerusalem Plank Road con Dearing justo detrás para apoyarle en caso de que aparecieran los yankees en la ruta. Rooney Lee y su División cerrarían la marcha; para las 10 de la mañana llegaban al puente de Cooke en Blackwater.

Cuadro de Mort Kunstler

Cuadro de Mort Kunstler

Después de cruzar el Blackwater, Hampton enviado a Rosser por delante para  que tomase posiciones en la Iglesia Ebenezer. Hacia el norte por la carretera de Scouting, Rosser pronto detectó una fuerza unionista de 2.100 soldados bajo el  Brigadier General Henry Davies Jr. acercándose a la iglesia. Reforzado por Miller, Rosser mantuvo a raya a los federales hasta el anochecer cuando el ganado cruzó dos millas detrás de ellos. Como los federales se replegaron, Hampton dejó cuatro escuadrones como piquetes en la iglesia y mudó el resto de su tropa a su antiguo campamento en el Rowanty donde pasaron la noche. No hubo ninguna interferencia posterior de los yankees y al día siguiente cruzaron las líneas confederadas.

image004

En su informe, Hampton escribió: «el comando regresó a sus viejos cuartos tras una ausencia de tres días, durante más de 100 millas de marcha, derrotaron al enemigo en dos peleas y trajeron una gran cantidad de bienes capturados, junto con 304 prisionero. De los 2.486 reses ganadas 2.468 capturadas han sido obtenidas, y espero que [por] las pocas restantes. Tres banderas fueron tomadas y once vagones traidos, varios otros debieron ser destruidos. Tres campamentos del enemigo fueron quemados, después de obtener de ellos algunas tiendas muy valiosas, entre ellos un buen número de mantas. Mi pérdida fue 10 muertos, 47 heridos y 4 desaparecidos».

Cuando se tuvo noticia de este raid, un reportero preguntó al General Grant si podía decir cuándo Robert Lee sería derrotado, a lo que respondió: “Nunca, si nuestro ejército continua suministrándole ganado de carne”.

En 1966 Hollywood presentó la película “Alvarez Kelly” que está basada en este suceso protagonizada por  Richard Widmark y William Holden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.