post

Phantom Vs MiG. Mi enemigo, mi amigo.

Habían pasado muchos años desde los combates aéreos sobre los cielos de Vietnam. El F-4D Phantom nº 66-7550 había disfrutado de una larga y distinguida carrera, tras la guerra pasó por Corea del Sur, y posteriormente por las Bases de la Fuerza Aérea en Oklahoma y Ohio. Finalmente, al igual que otros viejos F-4, se ganó la jubilación acabando en un cementerio de aviones de Tucson, Arizona. Estaba demasiado dañado para volar…

En 2004 Daniel Edwards Cherry, General de Brigada retirado, que había sido su piloto en Vietnam, se puso en marcha junto con sus vecinos en la tarea de levantar un Museo de Aviación en su ciudad natal, Bowling Green, Kentucky, con el viejo F-4 como piedra angular. Gracias a la ayuda del personal del Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Dayton, logró dar con una ubicación en la Base Aérea de Wright-Patterson, donde entre la maleza y lleno de excrementos de ave pudo distinguir lo que parecía un Phantom, en su cola pudo distinguir los tres números, era el 550. Lo había encontrado.

Flying-again-with-pilots-very-bestLa estrella roja de la victoria que vio posteriormente debajo de la carlinga le hizo recordar los sucesos ocurridos el 16 de abril de 1972 a unas 30 millas al suroeste de Hanoi:
En 1971 la USAF ofreció una prueba en el McDonnell F-4 a los pilotos del Republic F-105 que habían completado cien misiones de combate y que estaban dispuestos a ser voluntarios para un segundo “tour”. Debido a sus pérdidas en combate, el futuro del Thud era bastante sombrío.
Tras el entrenamiento en la Base Aérea de Homestead en Florida, Cherry llegó en junio a la Base de Udorn, en Tailandia. Por entonces las misiones habituales del 13º Escuadrón de Cazas Tácticos eran vuelos de bombardeo bajo control aéreo avanzado en Laos y esporádicas misiones de escolta al sureste de Vietnam del Norte.
En 1972 las misiones se fueron haciendo más difíciles, se incrementaron los vuelos de escolta y más F-4 fueron enviados contra objetivos específicos de Vietnam del Norte. El 15 de abril se solicitó la presencia de 20 aparatos para eliminar a los MiG del área de Hanoi, que iba a ser castigada por otros F-4 y F-105.
A las 8 de la mañana cuatro F-4, con señal de radio “Basco”, y cada uno con tres tanques de combustible externos, despegaron de la Base de Udorn. Tras cruzar el paralelo 17 se dirigieron inmediatamente hacia Hanoi. Inmediatamente fueron detectados por los radares antiaéreos enemigos pero siguieron adelante ignorando la advertencia. Su misión era acabar con los MiG.
Pronto se hizo contacto con dos MiG-21 plateados, primero a través del radar y luego visualmente. Tras hacer un giro brusco a la derecha y perder altitud, el aparato de Cherry tomó posición de disparo. De pronto, de la nada y tras ellos surgió un tercero, un MiG-21 MF, con la identificación “5018” y a diferencia de los otros dos, con pintura de camuflaje. Cherry giró y se dirigió directamente a él. El aparato se ocultó en un banco de nubes. La situación era complicada para el piloto norteamericano, no había visibilidad y la alarma del radar antiaéreo sonaba sin parar.
Mig-21HMfinal

MiG 21 pilotado por Nguyen Hong My

El “Basco 4” de Greg Crane que se mantenía por encima del banco de nubes consiguió localizar al enemigo y dar su posición . Cherry hizo un viraje ascendente y tomó posición de disparo, pero ni el misil Sidewinder uno ni el dos salieron de sus alas. Algo estaba mal en el sistema de control de fuego.
Frustrado y respirando con dificultad dejó su puesto a Crane que tras un giro descendente a la derecha lanzó tres misiles AIM 7 Sparrow. Erró…
Cherry pasó de nuevo a la acción, concentrándose en la trayectoria del MiG y en la configuración de los interruptores de tiro. Apretó el gatillo sin expectativas pero sin embargo sonó un “swoosh” y salió un misil Sparrow que golpeó la base de la ala derecha del MiG que voló por los aires. Llamas, humo y piezas saltaron por todas las direcciones. El aparato empezó a caer en barrena y de pronto apareció el piloto, que salió eyectado del asiento. Cherry tuvo que maniobrar rápidamente para no golpear el paracaídas.
Ese día también se confirmó el derribo de uno de los MiG plateados. Los cuatro “Basco” llegaron a casa sanos y salvos.

 

Dan Cherry en 1972 con su F-4 Phantom

Dan Cherry en 1972 con su F-4 Phantom

La idea de encontrar al piloto vietnamita, saber quien era, si vivía, conocer su destino..etc, fue algo que siempre estuvo en la cabeza de Cherry, y encontrar el F-4 significó el empujón definitivo.
Tomando unas cervezas y través de un conocido se enteró de la existencia de un programa de la televisión vietnamita llamado «La Separación nunca parece haber existido», que reunía a personas que habían perdido el contacto. Cuando el productor tuvo noticias de su búsqueda le pidió a través del correo electrónico detalles del combate aéreo y sobre sus intenciones. A las dos semanas había conseguido encontrar al piloto del MiG y le invitó a aparecer en TV junto a él.
El 5 de Abril del 2008 se produjo el encuentro. El piloto resultó ser el Teniente Nguyen Hong My, el primer piloto vietnamita de MiG-21 en derribar un aparato americano, hecho sucedido en 1972.
Nguyen Hong My nació en 1946 en la provincia central de Nghe An. En 1965 mientras estudiaba económicas en la Universidad de Hanoi aprobó un examen y fue enviado junto con otros 120 jóvenes a la Unión Soviética para realizar el curso de piloto. El curso que duraba 7 años fue reducido a 3 debido a la desesperada necesidad de pilotos que tenía la Fuerza Aérea de Vietnam del Norte. My fue uno de los 19 graduados para pilotar el MiG-21, que se unieron a la guerra en 1968, un mes después de volver a casa.
Nguyen Hong My en 1969

Nguyen Hong My en 1969

Tras un apretón de manos y palabras de bienvenida empezó la entrevista. Ambos hombres expresaron su deseo de ser amigos, mostraron fotos de sus familias, contaron sus historias y ambos acabaron llorando cuando vieron a sus hijos y nietos en la pantalla. Después del programa fueron a cenar al Hotel Majestic en Ho Chi Minh City, y con la ayuda de un intérprete llegaron a conocerse mejor. My le contó que el día que fue derribado se rompió los dos brazos en la eyeción y además tuvo una grave lesión en la espalda, de la que finalmente se recuperó, llegando a volar durante dos años más.
Hong My invitó a su nuevo amigo a su casa en Hanoi, allí conoció a toda su familia, y montados en la scooter del vietnamita conocieron la Opera, visitaron museos, memoriales y atracciones turísticas como el “Hanoi Hilton”, la prisión de Hoa Lo. Habría sido emocionante ver a los antiguos pilotos del MiG y del Phanton riendo, esquivando el tráfico y compartiendo esos buenos momentos.
Los protagonistas en Hanoi

Los protagonistas en Hanoi

En 2009 el “Bowling Green´s Aviation Park” fue inaugurado. Entre el público se encontraba Hong My, que antes de devolver la visita a Cherry le solicitó si podía encontrar a los pilotos del avión que él había derribado, para así expresar sus condolencias.
cherryandmy_zpskxmbicbd

El encuentro en Estados Unidos

Unos días después, en Whasington D.C, Cherry le presentó a John Stiles, el operador del sistema de armas de RF-4C pilotado por Bob Mock y derribado por My. Durante 36 años Stiles había estado convencido de que había sido derribado por fuego terrestre.
Emotivo encuentro entre My y Stiles.

Emotivo encuentro entre My y Stiles

Los tres protagonistas de esta historia

Cherry, Stiles y Nguyen

Posteriormente se uniría al grupo Bob Nole, el tripulante de Air América que consiguió introducir en el helicóptero de rescate a Stiles después de estrellarse.
Historias como estas hacen a uno no tirar la toalla, no todo está perdido.
vietnam_reunion_42_full_zpsj08t2uwh

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.