post

La larga metamorfosis del Stuart

El M3 Stuart fue uno de los carros ligeros más famosos y reconocibles de la Segunda Guerra Mundial. Denominado así en honor al mítico comandante de Caballería de la Guerra Civil Americana, JEB Stuart. Su primer diseño fue en 1940, mientras que su última variante fue desarrollada 40 años después.

Simple de mantener, relativamente ligero y muy móvil, fue un activo importante para los aliados en todos los frentes. Estaba armado con un cañón de 37mm, derivado del anti carro M3 y hasta cinco ametralladoras Browning. Esta combinación de armas le daba bastante capacidad ante los modelos de tanques en servicio al momento del estallido de la Segunda Guerra Mundial. El Stuart no era un carro que se destacara por su protección, pero en todo caso no estaba diseñado para entablar combate frontal, al ser un carro ligero de exploración. El trabajo sucio lo realizarían los carros medios, como el M3 Grant o el nuevo M4 Sherman. Era tan fácil su conducción que se le denominó «Honey» por los comentarios de los conductores relativos a lo agradable que era conducirlos.

Corte del Stuart

Corte del Stuart

Fueron los primeros carros estadounidenses en entablar combate contra un enemigo, y fue producido en cantidades importantes, lo cual dice mucho de este modelo. Como todos los carros de este conflicto, el Stuart se fue modernizando, buscando acompasarlo a los cambios enormes que se venían dando en la guerra acorazada.

M3-Stuart-Fort-Knox-1

Un M3 Stuart de primera producción, en Fort Knox

El Stuart original, cuasi arcaico y reminiscente de los modelos de preguerra resultó no muy fiable en combate. Por lo cual se realizó la primera mejora, en el modelo M3A1, en el cual se mejoró la protección y se le dotó de una nueva torreta con estabilización para el cañón. Se eliminaban dos de las Browning. Este modelo fue considerado el estándar de la primera serie, aunque también fue recibiendo mejoras en motorización y equipos de comunicación.

Modelo M3A1

Modelo M3A1

El modelo definitivo de la serie Stuart fue el modelo M5 Stuart, un carro prácticamente nuevo, con mejor protección y movilidad, y el cual es considerado como el modelo más logrado de la serie. El M5 incorporaba un casco y una torreta nuevos, con mayor protección y más capacidad de equipos. Además contaba con una nueva planta motriz, de dos motores Cadillac combinados, que no difería mucho de las prestaciones pero le daba más simpleza en el mantenimiento.
Siguieron una infinidad de versiones, desde una variante Comando hasta un vehículo de apoyo en el fuego, derivado del M5 y armado con un obús pack de 75, denominado M8 Scott (HMC o Howitzer Motor Carriage).

M5 entra en una ciudad francesa. Nótese las mejoras en blindaje con respecto al M3

M5 entra en una ciudad francesa. Nótese las mejoras en blindaje con respecto al M3

El Stuart presta invaluables servicios a los Aliados (de Estados Unidos, Francia, la Commonwealth, Unión Soviética, China) hasta que queda desfasado para 1944. El modelo ya no realizaba satisfactoriamente las tareas para las cuales estaba diseñado. Como medio de exploración estaba quedando falto de movilidad, y ni siquiera podía tener una chance en combate contra los modelos alemanes más recientes. Para estas fechas entra en servicio en los Escuadrones de Reconocimiento del US Army su sustituto, el M24 Chaffee, un carro muy mejorado, con más pegada y maniobrabilidad. Igualmente sigue usándose en otros frentes secundarios como Italia o el Pacífico.

M5A1 en una misión de reconocimiento

M5A1 en una misión de reconocimiento

Al terminar la guerra hubo gran cantidad de Stuart disponibles, por lo cual muchos fueron exportados en programas de asistencia a los aliados de Estados Unidos, especialmente en América y Asia.

A pesar de esto continúa utilizándose en la posguerra. Los Stuart tendrán un papel importante en la Guerra Civil China, cuando fueron pieza clave para impedir una invasión comunista a Taiwán. Se ganaron el apodo de “los osos de Kinmen”. También combatieron en Cachemira, en condiciones de altitud y bajas temperaturas. Los franceses hicieron uso del M5 y del M8 en Indochina, combatieron en los arrozales hasta que fueron sustituidos por los Chaffee. Quizá el último uso en combate fue con Portugal, cuando tres Stuart (llamados Milocas, Gina y Licas) participaron en la guerra colonial de Angola. Eran los famosos “Elefantes Dundum”, temidos por los guerrilleros.

M5 portugués en Angola, "elefante dundum".

M5 portugués en Angola, «elefante dundum».

Parecería que el diseño ya había llegado a su fin. Ante los avances de la guerra moderna el Stuart era ya un viejo guerrero con armas y coraza oxidadas. Pero sería en América que el Stuart renacería prácticamente como un carro nuevo, en una metamorfosis como paso final de su evolución.

Paraguay continúa siendo usuario del M3A1 Stuart a 2016, en funciones de entrenamiento

Paraguay continúa siendo usuario del M3A1 Stuart a 2016, en funciones de entrenamiento

Uno de los principales destinatarios de los Stuart en posguerra fue Brasil. Este país recibió unos 350 carros, en diferentes versiones. Permaneció como el principal activo blindado a orugas brasileño hasta la llegada del M41 Walker Bulldog, a inicios de los 70s. Dada la gran disponibilidad de piezas, el Stuart se transformó en base para el desarrollo de blindados en Brasil. Todos los diseños brasileños de carros a orugas parten del Stuart, así como los de ruedas parten del M8 Greyhound.

Una nueva vida esperaba a los Stuart en forma de los modelos X1 desarrollados por la compañía Bernardini. Estos nuevos carros atacaron el problema básico del Stuart: capacidad de fuego y movilidad.

Un nuevo carro, el X1 brasileño

Un nuevo carro, el X1 brasileño

El primer desarrollo fue el X1, que fue un rediseño importante del Stuart. Poco quedaba del viejo Stuart. Parte del casco, sobre las orugas fue sustituido y el resto modernizado localmente. Se le instala una nueva torreta, con mandos hidráulicos y un nuevo cañón francés DEFA de 90mm, y en ella nuevos sistemas de puntería y comunicaciones. Era el mismo cañón instalado el vehículo de exploración francés AML-90, Se instaló un nuevo motor, un Scania de 260 HP, lo que obligó a remodelar la zona posterior del carro. Igualmente, mantenía la misma suspensión VVS original del Stuart. Se produjeron 80 unidades para el Exercito Brasileiro, que fueron entregadas en 1978.

X1A1, nótese el tercer eje

X1A1, nótese el tercer eje

La segunda versión fue la X1A1 denominada Carcara. Era básicamente el mismo X1 pero alargado, acomodando un tercer boogie y seis ruedas (en lugar de dos y cuatro como el Stuart original). Todos los demás sistemas permanecieron incambiados. No consiguió pedidos.

Finalmente en 1979 se desarrolla el modelo X1A2, que aunque no se reconozca como tal es el último del linaje de los Stuarts. Es un carro completamente nuevo por donde se lo mire, sólo reteniendo la suspensión VVS, aunque con tres boogies como el X1A1. El casco es un diseño completamente nuevo, con líneas modernas y con mucha mejor protección, con hasta 20mm de coraza y permite acomodar tres tripulantes. Un motor Scania repotenciado a 300HP permitía mover un carro con un peso de 19 toneladas en orden de combate (contra las 14 del Stuart original). El cañón continúa siendo de 90 mm, pero en este caso es de la fábrica belga Cockerill, el modelo Mk.3, el mismo del carro de exploración a ruedas Cascavel y capaz de disparar munición APFSDS (tipo flecha), con sistemas derivados del mismo. Fueron 30 los vehículos producidos entre 1979 y 1983.

El modelo final del Stuart, el X1A2. Ya casi no se parece al original

El modelo final del Stuart, el X1A2. Ya casi no se parece al original

El programa X1 fue el puntapié inicial para el programa Tamoyo, la creación de un carro de combate nuevo a partir del M41.

Tamoyo, las lecciones del Stuart/X1 aplicadas al M41 Walker Bulldog

Tamoyo, las lecciones del Stuart/X1 aplicadas al M41 Walker Bulldog

Así termina el legado de uno de los carros más significativos de la Segunda Guerra Mundial, con versiones diseñadas en los años 80s. La paradoja es que el Stuart no fue bueno en nada, pero siempre dio más de lo que ofreció. Es cierto que el Stuart siempre fue un diseño regular, nunca descolló en nada, pero a pesar de esto combatió en todos los continentes y fue bien valorado en América, donde el terreno, las carreteras y los puentes no admiten carros de gran tonelaje.

The_British_Army_in_Burma_1945_SE3453

Un largo camino recorrido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.