post

La Infantería

“Aunque sea un soldado de Caballería desde mi cuna, cada vez que veo a la Infantería avanzando con su paso decidido, firme, con bayonetas caladas y con el amenazador sonido del tambor, siento una emoción que tiene algo de reverencia y miedo, y no sé cómo expresarlo.

Todo lo que me viene a la mente al ver una formación de húsares o ulanos que pasan volando es la idea de que son muchachos valientes, qué bien ellos montan, cómo cruzan vigorosamente los sables. ¡Pobre del enemigo!…y eso generalmente consiste de heridas más o menos graves o el cautiverio, y nada más. Pero cuando las columnas de Infantería parten en dirección al enemigo con su marcha rápida, suave y disciplinada no hay muchachos valientes, todo está acabado: son héroes que traen la muerte inevitable, o cargan la muerte inevitable para ellos mismos…no hay término medio.

El soldado de caballería galopa hacia arriba, galopa lejos, hiere, pasa de nuevo, vuelve nuevamente y a veces mata; pero cada uno de sus movimientos es elocuente de la misericordia para el enemigo: todo eso es apenas un prenuncio de la muerte. Pero la formación de Infantería es la propia muerte, la muerte terrible e inevitable.”

Capitán de Caballería Nadezhda Durova, Batalla de Borodino, 1812

1 2 WGN-BR-12-Waterloo-British-Line-Infantry-a_1024x1024 1809-1815_Russian_Infantry_artwork AN100-8 e5fef3c05be12f825f6f00243660fa92 176

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.