post

La Revolución hoplítica

Luego de la «Época Oscura Griega» de la Antigüedad, y para inicios del siglo VII A.C. se inicia la revolución hoplítica: una nueva forma de pelear aparece en el Mediterráneo. Un tipo de combate que hasta el momento jamás había sido visto: tropas de infantería armadas con lanzas de 2.5 metros, grandes escudos, cascos y coraza, que combaten codo a codo en formación cerrada.

Estos soldados se denominaron hoplitas, por el equipamiento que utilizaban (el origen del término es aún hoy motivo de debate) y constituían el «núcleo duro» de los ejércitos griegos de la época. Los choques entre hoplitas eran breves pero intensos, en unos pocos minutos se podía decidir una batalla.

El vaso de Chigi, la primera representación de combate entre hoplitas

El vaso de Chigi, la primera representación de combate entre hoplitas

Las características de este tipo de soldado, su táctica y su equipo verdaderamente revolucionaron la forma de hacer la guerra en el mundo Occidental. Si bien el origen de la guerra hoplítica no es del todo claro, lo ciento que fue provocada por cambios políticos y sociales ocurridos a la salida de la «época oscura» griega, que es la transición entre la cultura palaciega micénica a la cultura griega clásica. Y es que en esos siglos se dio un cambio importante: el hecho es que en Grecia comienzan a proliferar las «ciudades-estado», que eran pequeñas entidades políticas gobernadas por un cuerpo de ciudadanos ( a diferencia de otras ciudades asiáticas, que seguían gobernadas por un rey u oligarquía). La fuerza militar es ahora una fuerza ciudadana, y esto se reflejó en la forma de combatir, de cuerpos de soldados-ciudadanos peleando codo con codo en una formación compacta, a diferencia de las levas reales generalmente pobremente armadas, pues sólo la aristocracia podía equiparse con equipo adecuado.

13112961_1170297513004291_7434814275729258138_oAsí, los griegos veían en este tipo de guerra hoplítica un signo distintivo de su civilización de ciudadanos frente a lo externo, a lo bárbaro (especialmente a lo asiático). Heródoto remarcaba que los ejércitos bárbaros eran fuerzas de «esclavos», desprovistas de todo tipo de valor personal y de todo tipo de decisión que no sea la voluntad del monarca de turno.

Reconstrucción de Angus McBride, acompañada de imágenes del vaso original

Reconstrucción de Angus McBride, acompañada de imágenes del vaso original

Este tipo de combate perduraría (con variantes) durante unos 500 años, y mutaría en la falange macedónica que fue finalmente superada por las legiones romanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.