post

París, 1814

“Al entrar Luis XVlll en París el 3 de mayo de 1814 fue a apearse en Notre-Dame habiendo querido ahorrar la vista de las tropas extranjeras, un regimiento de la antigua guardia de infantería fue el que formó las filas desde el Pont-Neuf hasta Notre-Dame, a lo largo del Quai des Orfevres (muelle de los orfebres).

No creo que figuras humanas hayan tenido jamás un aspecto tan amenazador y tan terrible. Eran granaderos, cubiertos de cicatrices, vencedores de Europa, que habían oído silbar sobre sus cabezas tantos millares de balas y que conservaban aún el olor del fuego y de la pólvora ; estos mismos hombres, privados de su capitán, se veían obligados a saludar a un rey viejo, inválido por la edad y no por la guerra, vigilados como estaban por un ejército de rusos, de austriacos y de prusianos en la capital invadida de Napoleón. Unos, arrugando el entrecejo, hacían bajar hasta los ojos sus gorras de pelo como para no ver; otros fruncían la boca con el desprecio de la rabia, y otros, a través de sus bigotes, dejaban ver sus dientes como tigres. Al presentar las armas lo hacían con un movimiento de furor, y el ruido que producían hacía temblar. Preciso es convenir en que jamás los hombres han sido puestos a semejante prueba ni han sufrido semejante suplicio. Si en este momento hubiesen sido llamados a la venganza, hubiera sido preciso exterminarlos a todos, o se habrían comido la tierra.

En el extremo de la línea estaba un húsar joven, a caballo y con el sable desnudo, al que hacía girar con un movimiento convulsivo y colérico. Estaba pálido; sus ojos giraban en sus órbitas, y abría y cerraba la boca haciendo rechinar los dientes, y ahogando exclamaciones, de las que sólo se oía el primer sonido. Al ver a un oficial ruso le lanzó una mirada que no puede describirse. Cuando pasó delante de él el carruaje del rey, hizo dar botes a su caballo, con ánimo sin duda de precipitarse sobre el monarca.”

François-René de Chateaubriand – Memorias de Ultratumba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *