post

El Club del conejillo de Indias (Guinea Pig Club)

“En ese momento, una fuerte explosión me arrancó la palanca de mando de la mano, y todo el aparato tembló como un animal herido. Un segundo después, la cabina era una masa de llamas: instintivamente, alargué el brazo para abrir la cubierta. No se movió. Me quité los cinturones y traté de forzarla; pero esto requería tiempo, y, cuando me dejé caer en el asiento para la coger la palanca en un último intento de girar el avión, el calor era tan insoportable que me sentí desfallecer. Recuerdo un momento de intensa agonía; recuerdo que pensé: “¡Así que es esto!”, y me llevé las manos a los ojos. Entonces perdí el conocimiento.”

Así relataba el piloto inglés Richard Hillary su derribo el 3 de septiembre de 1940 en su libro, “El último enemigo”. Como él, numerosos pilotos sufrieron quemaduras al incendiarse sus aviones, algunos de ellos no sobrevivieron. Para los que sí, comenzaba el arduo camino de la recuperación. En Inglaterra, el doctor Sir Archibald McIndoe, cirujano plástico, entro en la historia medica, no solo desarrollo nuevos métodos para el tratamiento de sus pacientes afectados por quemaduras y necesitados de cirugía plástica reconstructiva, si no que también les ayudo en su recuperación emocional y psicológica, luchando no solo por devolverles el aspecto humano, si no que también que se les tratase como tales. Él fundó un club social que incluía a sus pacientes, así como médicos y anestesistas con la intención de estrechar lazos y elevar la moral, club que pronto fue rebautizado por los pacientes como “El Club del Conejillo de Indias” por las técnicas a veces experimentales a las que se veían sometidos. Esta es la historia de aquellos aviadores. Es bien cierto de que no fueron los únicos afectados, pilotos de ambos bandos y diversas nacionalidades sufrieron el horror de las quemaduras, pero la notoriedad y visibilidad que alcanzaron aquellos aviadores, mayoritariamente británicos, no fue vista en ningún otro lado durante y después de la guerra. Continue reading

post

Operación Dynamo. La evacuación de Dunkerque.

Cuando a principios de 1940 los aliados occidentales se reforzaban en Francia, la moral era alta. Habían tenido años para prepararse para otra guerra, la exultante Línea Maginot representaba un formidable escollo que las tropas alemanas no podrían traspasar. Aunque fuertes y respetables tras su veloz victoria en Polonia, en la práctica las divisiones alemanas todavía no estaban plenamente equipadas, y contraria a la creencia popular, distaba mucho de estar completamente motorizada. Sin embargo, una vez los germanos se lanzaron a la ofensiva se mostraron asombrosamente imparables frente a lo que muchos consideraban una coalición difícil de batir, el ejército francés, considerado como uno de los mejores del mundo en 1940, reforzado además por tropas inglesas de la BEF (British Expeditionary Force; Fuerza Expedicionaria Británica).

Continue reading

post

El Último Stahlhelm

El Stahlhelm (casco de acero) alemán modelo M-56 es uno de los más reconocibles de las tropas de la esfera de influencia del Pacto de Varsovia. Es una de las imágenes icónicas de los guardias germano orientales del Muro de Berlín, y de Alemania se extendió a países del Tercer Mundo y sus conflictos: África, Sudeste Asiático, Oriente Medio. Pero lo que no se sabe de este modelo es que tiene sus orígenes en el último casco diseñado en la Alemania Nazi.

Continue reading

post

Wojtek, el Oso-Soldado

Es común escuchar anécdotas, en todos los conflictos armados desde sus inicios, de animales que pelean al lado de los combatientes, incluso sacrificando sus vidas en combate. Caballos, perros, mulas, elefantes, camellos y hasta gatos, por decir sólo algunas especies, han acompañado a soldados en los conflictos, soldados que los adoptan como a uno más de su unidad, teniendólos en la más alta estima. Incluso, hay casos de que el comportamiento de esos animales es tan ejemplar que se le dedican monumentos, o inclusive medallas. En varios Ejércitos del mundo es usual ver monumentos al caballo en cada cuartel de Caballería por ejemplo.

Continue reading

post

Patton: caballería, esgrima y una espada mítica

George S. Patton, uno de los más reconocidos militares estadounidenses de la Historia era además de un comandante intachable, un jinete y un esgrimista avezado. En la década de 1910 ya sobresalía como esgrimista en el US Army. Participó en las Olimpiadas de 1912 representando a su país en la disciplina de Pentatlón moderno, terminando en quinto lugar en la general. Pero además de eso fue un innovador, que actuó como catalizador de los más profundos cambios en el arma de Caballería de la historia del US Army.

Continue reading

post

LeO 451. La extraña misión 3042

En la tarde del 22 de junio de 1940, un bombardero francés se estrellaba sobre el Pirineo oscense, rápidamente subió un grupo de rescate compuesto por lugareños y personal de la Guardia Civil. El cargamento de ese avión dejó perplejos a todos creando una leyenda en la zona sobre un avión cargado de oro requisado a los judíos,  uno de los desconocidos misterios de la Segunda Guerra Mundial hacía su aparición en tierras españolas.

Continue reading